Científicos se apresuran para poner a funcionar reactores de fusión y producir energía limpia

La energía de fusión, un sueño de energía limpia e ilimitada largamente mantenido, podría acercarse cada vez más a la realidad luego de una colaboración del MIT y una empresa recientemente creada.

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la empresa Commonwealth Fusion Systems, con sede en Cambridge, Reino Unido, encabezarán un esfuerzo multimillonario que apunta a poner a funcionar reactores de fusión nuclear en unos 15 años. El objetivo final es comercializar rápidamente la energía de fusión y establecer una nueva industria, anunció la universidad.

“Este es un momento histórico importante: los avances en imanes superconductores han puesto potencialmente a la energía de fusión a su alcance, ofreciendo la posibilidad de un futuro de energía segura y libre de carbono”, dijo el presidente del MIT, L. Rafael Reif.

“A medida que la humanidad confronta los riesgos crecientes del cambio climático, estoy encantado de que el MIT se una a aliados industriales, tanto antiguos como nuevos, para avanzar a toda velocidad hacia esta visión transformadora de nuestro futuro”, agregó el académico.

¿Qué es la fusión nuclear?

La fusión nuclear, en términos generales, es un proceso donde la energía se crea al romper dos átomos de hidrógeno. Este proceso es diferente de lo que se hace en las plantas de energía nuclear de hoy en día, donde la fisión se utiliza para dividir átomos para crear energía, pero que tiene como resultado millones de toneladas de residuos radiactivos que duran cientos y hasta miles de años siendo tóxicos.

Los científicos han perseguido el sueño de la fusión nuclear durante décadas, pero estos han sido estropeados por recortes de fondos y obstáculos tecnológicos. Una de las principales dificultades es que la energía neta solo se produce a temperaturas extremas de cientos de millones de grados, que es demasiado caliente para que la soporte un contenedor. Para evitarlo, los investigadores de fusión usan campos magnéticos para mantener los gases calientes en su lugar. Sin embargo, ese dispositivo consume más energía de la que se genera.

Y entonces, ¿cómo se hace para lograrlo?

“El equipo de Commonwealth y MIT planea pasar los próximos tres años utilizando un nuevo material superconductor, una cinta de acero recubierta con un compuesto llamado óxido de itrio-bario-cobre, con los que se pueden fabricar nuevos imanes que podrían usarse para hacer posible la producción de potencia neta”, dice Rafael Reif.

Agrega que comercialmente esto es viable: “Esto debería ser factible, porque los imanes que más fuertes se han construido utilizando el mismo material. Luego, el equipo planea construir un dispositivo que pueda usar los imanes, con un diseño basado en décadas de investigación. llevada a cabo en el MIT y en otros lugares”.

Extraído de: http://www.lr21.com.uy/tecnologia/1361955-fusion-nuclear-energias-limpias-medio-ambiente

Be the first to comment

Deja un comentario