El cohete más poderoso lanza un carro descapotable en dirección a Marte

En la misma pista de lanzamiento desde la que hace medio siglo la NASA envió por primera vez al ser humano a la Luna, un cohete privado, el más poderoso que existe en la actualidad, ha despegado este martes con una carga muy especial a bordo: un carro deportivo de color rojo que puede llegar hasta el planeta Marte.

El Falcon Heavy (halcón pesado, en inglés) pertenece a la compañía SpaceX, dirigida por el empresario Elon Musk, también al cargo de fabricante de autos eléctricos Tesla.

Con tres propulsores y 27 motores, este cohete (el doble de potente que sus competidores, pero menos que el Apolo que voló con una tripulación humana a la Luna en 1969) ha despegado alrededor de las cuatro de la a tarde (tras un retraso de dos horas por el fuerte viento) desde Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida), haciendo temblar edificios, playas, puentes y carreteras alrededor.

Dos de los propulsores estaban programados para aterrizar de nuevo automáticamente en Cabo Cañaveral, pudiendo así ser reciclados en próximos vuelos. El tercero debía aterrizar en una plataforma en medio del océano, a 300 millas de la costa.

Se trata de un vuelo experimental: por lo general, estos cohetes sirven para poner en órbita satélites comerciales o de defensa, cuyos fabricantes (empresas o Gobiernos) pagan por ello. En esta ocasión, sin embargo, sólo llevaba a bordo un carro Tesla Roadster, al que planea poner en una órbita alrededor del sol que llegue alcance hasta Marte. Por lo general, en una prueba como ésta se habría utilizado losas de hormigón o de acero para similar el peso de un satélite.

Se trata del primer carro en volar al espacio (descontando los vehículos con los que los astronautas se movían por la Luna). Al volante va un maniquí con traje espacial, al que se ha bautizado como Starman (hombre estelar, en inglés), en honor a la canción homónima de David Bowie. El auto tiene precisamente como banda sonora otra canción de este artista, Space Oddity, que incluye la famosa frase “Ground Control to Major Tom” (Control de Tierra al Mayor Tom).

El cohete debería ponerlo en órbita alrededor del sol con una trayectoria ovalada, de forma que viaje desde cerca de la Tierra hasta las proximidades de Marte. Si sobrevive al calor del despegue, a la radiación en el espacio y al último empujón para colocarlo en su órbita, SpaceX espera que incluso mande fotos. Aquí está en directo:

Extraído de: http://www.telemundo.com/noticias/2018/02/06/el-cohete-mas-poderoso-lanza-un-carro-descapotable-en-direccion-marte

Be the first to comment

Deja un comentario