Expertos dicen planta depuradora de aguas es decisión trascendental del Gobierno

Expertos en medio ambiente coincidieron en afirmar que la construcción de una gran planta depuradora de aguas residuales, en la franja norte del Gran Santo Domingo, constituye el paso más importante que el presidente de la República, Danilo Medina, ha dado en materia de protección al medio ambiente urbano.

Beneficiará a 450 mil personas en 24 sectores

Al mismo tiempo consideran que el inicio de esta obra, con capacidad para tratar las aguas sanitarias generadas por unas 450 mil personas residentes en 24 importantes sectores de la referida demarcación, es la decisión más trascendental que en materia ambiental el país ha tomado en los últimos 20 años.

“Los dominicanos debemos admitir que el principal problema ambiental de hoy día es la severa contaminación cloacal de nuestras aguas superficiales y subterráneas por la ausencia de adecuados sistemas de alcantarillados sanitarios y plantas de tratamiento”, expresó el geólogo y ambientalista Osiris de León.

Falta de planta de tratamiento era gran preocupación de expertos

Durante los últimos 15 años el experto ambientalista ha estado insistiendo públicamente, a través de los medios de comunicación, a través de múltiples conferencias dictadas en universidades del país, en foros científicos internacionales y en publicaciones científicas internacionales, en la urgente necesidad de construcción de alcantarillados sanitarios y plantas de tratamiento de aguas servidas.

Afirma que con eso se evitaría que los desechos sanitarios residenciales del Gran Santo Domingo sigan siendo descargados de manera directa, sin tratamiento alguno, hacia las aguas subterráneas, hacia los cauces de los ríos Ozama, Isabela y Haina y hacia el mar Caribe.

Más calidad del agua y menos enfermedades

Osiris de León dijo que la falta de alcantarillados sanitarios y plantas depuradoras de aguas residuales es lo que más ha degradado la calidad de las aguas superficiales y subterráneas, y al mismo tiempo es la principal causa de la multiplicación de las enfermedades gastrointestinales fruto de la proliferación de bacterias fecales hidrotransmisibles como Echerichia coli, Enterobacter, Citrobacter, Klebsiella, Salmonella y Vibrio colerae.

Dice que muchas de esas bacterias siempre están presentes en las aguas cloacales, mientras otras sólo están presentes ocasionalmente cuando hay brotes, pero que en todo caso se transmiten y multiplican con suma facilidad a través del consumo de las aguas contaminadas con heces fecales.

Capacidad para tratar 1,200 litros de agua por segundo

De León dijo que al dar el primer picazo para dejar iniciados los trabajos de esta planta depuradora de aguas residuales, con capacidad para tratar 1,200 litros por segundo de aguas residenciales contaminadas, el presidente Danilo Medina cumple lo prometido al emitir el Decreto 260-14 que declara de alta prioridad la descontaminación y preservación de las cuencas altas, medias y bajas de los ríos Isabela y Ozama.

El saneamiento de estas cuencas era un reclamo permanente de muchos ambientalistas, y de una sociedad que se ha visto imposibilitada de utilizar sus principales ríos por la extraordinaria contaminación cloacal que ha crecido sin parar, y donde la gente ya ni siquiera se puede bañar, como lo solía y podía hacer 25 y 30 años atrás.

Alta contaminación de ríos quedará en el pasado

En igual sentido se expresó el biólogo y ambientalista William Gutiérrez, quien durante los últimos años ha estado desarrollando estudios científicos para la caracterización de las principales fuentes de contaminación de los ríos Ozama e Isabela.

 Según sus resultados el nivel de contaminación cloacal del río Ozama es tan alto que a veces la Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO) alcanza los 43 miligramos por litro, valor que sobrepasa diez veces el valor normal que debe tener un río no contaminado y que debe ser del orden de 4 miligramos por litro.

En sus estudios sobre la contaminación de las aguas del río Ozama, Gutiérrez ha encontrado la presencia de bacterias responsables de meningitis, amigdalitis, gastroenteritis y enfermedades respiratorias, como el Streptococus, Salmonella, Shigella, Klebsiella, Enterobacter y Pseudomonas.

Es por ello que sostiene que esta gran inversión que hace el Gobierno se traducirá en menos enfermedades para la población, en mejor calidad de vida, y en menos gastos en tratamientos médicos de estas enfermedades asociadas a las aguas contaminadas por desechos cloacales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*