La postura sexual más peligrosa para el hombre

El sexo, el acto natural más placentero que pueden compartir físicamente dos personas haciendo partícipes a sus cuerpos. Hasta ahora, posiblemente, las mujeres pensaban que eran las únicas que en ciertas ocasiones podían experimentar dolor durante su práctica. Sin embargo, tras el gozo de los hombres también acecha un dolor, posiblemente, muy superior. ¿Consecuencia de qué? De la postura sexual más peligrosa que puede practicarse.

Una investigación reciente de dos universidades brasileñas, la Estatal de Campinas y la Pontificia de Campinas ha sacado a la luz cuál es, sin apenas margen de error, la postura sexual más peligrosa para hombres.

El estudio, publicado en la revista “Advances in urology” viene a señalar que, cuando la mujer se sitúa sobre el hombre durante el acto sexual, existen altas probabilidades de que se produzcan lesiones en el miembro viril.

Las investigaciones han recogido los datos de ingresos de pacientes por daños en el pene en hasta tres hospitales de Campinas durante 13 años. Gracias a ello, han podido observar que el 50% de los casos registrados se produjeron como consecuencia de una práctica sexual en la que la mujer se situaba encima del hombre.

Para explicar el riesgo que parece conllevar dicha posición, los estudiosos consideran que cuando la mujer está sobre el hombre, al controlar generalmente el movimiento mientras todo su peso corporal recae sobre el pene erecto, un mal movimiento o cualquier giro brusco puede producir desde lesiones leves hasta, incluso, la fractura del pene. Además, al estar la mujer encima, el hombre pierde facultades a la hora de reconocer si se está produciendo una penetración de forma equivocada.

Junto a este dato, el mismo estudio señala que la segunda postura sexual más peligrosa, igualmente para el hombre, consiste en la popularmente conocida como “perrito”. En ella, la mujer se coloca de espaldas a su pareja y se apoya con los brazos estirados al mismo tiempo que sobre sus rodillas. En esta postura se llegaron a registrar el 29% de las lesiones del miembro masculino.

Finalmente, podemos decir en base al estudio que el 21% de lesiones en el pene se produjeron cuando el hombre estaba sobre la mujer.

Profundizando en las lesiones del pene, especialmente en lo referente a su fractura, parece ser que afecta principalmente a las personas con una edad en torno a los 34 años. Es importante recalcar que, pese a denominarse comúnmente como fractura, al carecer el pene de hueso, lo que realmente se produce es que las cámaras de tejido en forma de tubo que se llenan de sangre y provocan la erección en el hombre se desgarran por una flexión extrema.

Como consecuencia de la vergüenza que provoca en muchos hombres, agravado por tratarse de una dolencia extraña y difícilmente reconocible, los afectados suelen tardar hasta 6 horas de media en acudir a los servicios sanitarios para tratarse.

Aunque esperamos no haber asustado demasiado a los lectores masculinos de nuestra revista, si en algún momento durante una relación sexual sienten un sonido fuerte en su miembro viril, seguido de un dolor intenso, una hinchazón excesiva del pene, la pérdida casi inmediata de la erección y la aparición de un hematoma en la zona afectada, no lo dudéis y acudid a un hospital. Aunque sea una lesión poco común, y nos resulta muy extraño que pueda producirse durante una práctica tan placentera, los hombres tampoco estamos exentos de poder experimentar dolor durante las relaciones sexuales.

Extraído de:    http://todaunaamalgama.blogspot.nl/2015/02/la-postura-sexual-mas-peligrosa-para-el.html?m=1#more

Be the first to comment

Deja un comentario