Sembramos el Ozama

Don Filo vive en Los Guineos, sección de Peralvillo, Yamasá. Creció entre lomas y conoce los caminos de las comunidades y arroyos que alimentan el río Ozama.

Con sus propias manos dibuja los mapas ubicando las parcelas por reforestar.
Hoy contamos la historia de don Filo, una de las muchas historias que hay sobre las acciones para recuperar el río Ozama.

Enrique Antonio Martínez, que es como se llama don Filo, es un sabio dirigente comunitario.

Décadas metido en asociaciones campesinas, religiosas y sociales, tiene la autoridad para liderar el proceso de recuperación y reforestación de la cuenca alta del Ozama y sus afluentes.

Este proceso, coordinado por la Mancomunidad del Gran Santo Domingo, pretende impactar 20 comunidades. Aumentar la cobertura boscosa y forestal del río Ozama, Isabela y más de 40 arroyos.

Share this:

Be the first to comment

Deja un comentario