Interior y Policía asiste hasta con 700 mil pesos a hijos menores de policías fallecidos en combate contra la delincuencia

El Ministerio de Interior y Policía, a través de su programa de Prevención a Víctimas de Violencia, otorga una cobertura de hasta RD$700 mil  para el cuidado de los hijos menores de agentes policiales que murieron en el cumplimiento de su deber combatiendo la delincuencia.

Carlos Amarante Baret, Ministro de Interior y Policía, refirió que sólo en los últimos seis años la cartera ha ido en auxilio de los hijos menores de 42 agentes policiales caídos en el desempeño de sus funciones contra la delincuencia. La asistencia ha sido otorgada a través de los programas sociales de Interior y Policía.

En el año 2011 murieron 9 agentes de la Policía en el cumplimiento de su deber, cifra que aumentó a 11 al año siguiente, pero comenzó una tendencia hacia la baja y finalizó en 8 en 2013, siete en el 2014, seis en el 2015 y uno en lo que va de este año. Los hijos de estos agentes recibieron apoyo económico del Ministerio de Interior y Policía.

Ilca García, directora del Programa de Prevención a Víctimas de Violencia del Ministerio de Interior, explicó que los recursos para cubrir este programa social provienen de todas las transacciones que se hacen con armas de fuego y que por cada transacción se pasa 500 pesos a una cuenta llamada Fideicomiso, que es usada en los programas sociales.

Pero además se usa el 10 por ciento de los fondos que tienen en la cuenta del Fideicomiso para campaña de no violencia con spot publicitario, bajante y brochures que se distribuyen, y  también se capacita a la gente sobre qué es un arma de fuego en mano de una persona y el daño que produce, por su mal uso,  a los seres humanos.

El Fideicomiso es una póliza que  ampara al programa de protección a víctima de violencia, creado el primero de agosto del año 2005 y en el acápite de los policías que fallecen en funciones, el Ministerio de Interior  asume  a aquellos que en el cumplimiento del deber pierden la vida combatiendo la delincuencia.

En tales casos se hace un procedimiento con un enlace que existe en la PN y luego se crea un expediente que debe contar, para dar la cobertura de hasta 700 mil pesos, con una solicitud de evaluación  por parte de los tutores legales  de los huérfanos menores de edad al Director General de la Policía Nacional, quien a su vez trasmita la hoja de vida policial y la envía al ministro de Interior para su evaluación y éste a su vez instruye que sea evaluado el expediente.

García dijo que en el Ministerio de Interior, tras las instrucciones de su ministro, se evalúa el acta de homicidios, los papeles del acta de defunción, si tienes hijos las actas de nacimiento, una determinación jurada de heredero o acta de notoriedad, si es casado, y si califica para los fines tiene una cobertura de  hasta 700 mil pesos divididos entre el número de hijos menores de edad que el policía tiene.

Refirió que aunque sabemos que el Ministerio de Interior no va a poder resarcir el daño emocional que le produce la pérdida de su padre a un menor,  esos policías pierden la vida dando un espaldarazo a la sociedad y el programa es una respuesta a esa necesidad a subsistir que puede quedar en la familia de un agente policial fallecido.

Los documentos requeridos, en el caso de fallecimiento de agentes policiales son: copia de la cédula del Policía y de los tutores legales de los menores, acta de defunción, extracto de acta de defunción, determinación jurada de herederos, acto de notoriedad, hoja de vida policial y, en caso que sea necesario, sentencia de la Procuraduría donde acredite la tutoría del menor.

Share this:

Be the first to comment

Deja un comentario