VIDEO: Con el Yuna ya no hay llanto

No hay llanto. El río Yuna, en sus bajos, ya no inunda. Por décadas lo hizo provocando desvelos, rabia y pérdidas.

300 mil tareas productivas ahora están protegidas. Seguridad para los productores de arroz y ganaderos.

Como ocurre muchas veces, bastó escuchar a la gente, a los habitantes del Bajo Yuna. Ellos sabían la solución, sólo que no tenían los medios.

Share this:

Be the first to comment

Deja un comentario