VIDEO: Trabajando en La Vega

El Riito sólo los veganos saben lo que es: una Barquita que cruza el pueblo. Cicatriz de pobreza que, a su antojo y en complicidad con la lluvia, hace sus rabietas inundando viviendas y desvelando vecinos.

Muchos años antes de ser presidente, Danilo conoció del Riito y escuchó a sus víctimas. Y se hizo la promesa de resolver esa colosal impertinencia si llegaba a la presidencia.

Eso hizo.

La transformación ya se ve. Es una obra inmensa.

Concluida la obra, que implica varias en realidad, podrán, con propiedad y sin jactancia, decir: «ahora sí es verdad que los veganos somos buenos todos».

Share this:

Be the first to comment

Deja un comentario