Minerd presenta un protocolo de seguridad sanitaria para aplicar en las escuelas

MINERD educación

Santo Domingo.- El ministerio de educación desplegó el protocolo general para el comienzo del período escolar 2021-2022.

El protocolo introduce medidas de salud anticipadas, operativas y de seguimiento para los integrantes de la comunidad educativa constituida por alumnos, docentes, personal directivo, coordinador, personal de apoyo, personal administrativo y familias en general que buscan un año escolar de riesgo mínimo ante la emergencia de covid19 y salvaguardar la salud de los integrantes del sistema educativo.

El ministro de educación, Roberto Fulcar, dijo que este protocolo es un proceso de rastreo continuo apoyado en indicadores de salud del ministerio de salud pública que implanta estos lineamientos.

En este escenario, se identifican los principales parámetros de partida que garantizan condiciones seguras para el retorno a la práctica educativa en los centros.

Se relacionan con la fábrica física, la provisión de equipos, suministros y consumibles, así como las pautas e información clave para el personal del centro, los estudiantes y sus familias.

Para asegurar la distancia en las aulas u otros espacios en los centros educativos se debe disponer de 1,5 metros de distancia por alumno, es necesario asegurar la ventilación natural en las aulas, así como trabajar en espacios abiertos, cuando las condiciones climáticas lo permitan, velando siempre por la seguridad de los alumnos, especialmente de los más jóvenes o con alguna discapacidad.En este escenario, se identifican los principales parámetros de partida que garantizan condiciones seguras para el retorno a la práctica educativa en los centros.

Se relacionan con la fábrica física, la provisión de equipos, suministros y consumibles, así como las pautas e información clave para el personal del centro, los estudiantes y sus familias.

Para asegurar la distancia en las aulas u otros espacios en los centros educativos se debe disponer de 1,5 metros de distancia por alumno, es necesario asegurar la ventilación natural en las aulas, así como trabajar en espacios abiertos, cuando las condiciones climáticas lo permitan, velando siempre por la seguridad de los alumnos, especialmente de los más jóvenes o con alguna discapacidad.

Los baños también deben tener instalaciones para secarse las manos, así como contenedores cuyas tapas no tengan que manipularse.

A la hora de la merienda y el comedor escolar, se priorizará la entrega de alimentos envasados para limitar los riesgos de manipulación.

El personal debe haber identificado lavabos, gel, alcohol, cubre boca e identificar las áreas con la máxima capacidad de uso y realizar una limpieza y desinfección a fondo de todas las áreas del centro antes y después de cada uso.

El personal de los centros educativos usará una mascarilla en todo momento, evitando los saludos con el contacto físico. Los directores de cada centro son responsables de velar por el cumplimiento de las estrategias de bioseguridad en relación con COVID-19.

Se pondrá en marcha el programa Retorno a la Alegría, con el que se recibirá a niños y adolescentes para trabajar con ellos en su adaptación a la presencia de clase y apoyar su bienestar psicoemocional. Este programa se desarrollará de forma intensiva durante las dos primeras semanas del curso escolar, continuando a partir de entonces, aunque con menor intensidad.

Share this:

Be the first to comment

Deja un comentario